¡Claro! La dedicatoria siempre. Recuerda que es lo más importante.

En cuanto al código de registro que recibirás en un mail de confirmación, una vez que has completado el formulario online, puedes anotarlo en una esquina de la primera página de libro, por ejemplo. O en cualquier lugar que sea fácilmente localizable. 

Pero la dedicatoria, ay de ti si no envías la dedicatoria. ¡Te perderás la oportunidad de ganar el primer «Matildas y Bastianes» de Libros que Importan y un jugoso cheque regalo de tu librería favorita!